Castilla-La Mancha contará con una ley que prohibirá en la práctica la técnica del Fracking en todo su territorio

0 Foto 1Después de tres años de lucha contra la fractura hidráulica tal vez estemos a punto de conseguir una importante victoria. Tras el cambio de gobierno en Castilla-La Mancha el nuevo presidente, Emiliano García Page, ha comenzado a cumplir la promesa que en julio de 2014 hiciese en El Bonillo a la Plataforma contra la fractura hidráulica del Campo de Montiel y La Mancha: hacer una ley que erradique esta técnica, tanto la exploración como la investigación o la explotación.

A lo largo del mes de septiembre la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural se puso en contacto con nuestra Plataforma para comunicarnos que se estaba trabajando en un texto de ley para detener y prohibir el fracking en la medida que las competencias de la Junta lo permitiesen. Y querían que viésemos el borrador para ver qué nos parecía y para hacer todos los comentarios que considerásemos oportunos. El día 21 de septiembre dos representantes de nuestra Plataforma nos reunimos en el despacho del Consejero con éste, Francisco Martínez Arroyo, y con el Viceconsejero de Medio Ambiente, Sergio David González Egido. También estuvieron presentes representantes de la Plataforma antifracking de Guadalajara. Allí se debatió el texto y con algunas modificaciones quedó preparado para ser aprobado como iniciativa legislativa en el siguiente Consejo de Gobierno.

El día 29 de septiembre nos volvimos a personar en Toledo, en el Palacio de Fuensalida, a petición del Presidente,0 Foto 2para asistir a la aprobación del texto de ley que en principio pondrá fin a la fractura hidráulica en nuestra tierra. Esta iniciativa pasa ahora a las Cortes de Castilla-La Mancha y se supone que en 4-6 meses podrá ser aprobada definitivamente.

La ley no puede decir “se prohíbe el fracking en Castilla-La Mancha”, pues este tema es competencia del Ministerio en Madrid y automáticamente sería anulada por el Tribunal Constitucional. Lo que hace la ley es, basándose en las competencias que nuestra autonomía tiene, como Ordenación del Territorio, Salud Pública y Medio Ambiente, pedir unos requisitos y poner una serie de “trabas”, por decirlo de alguna manera, a las empresas que quieran explorar, investigar y/o explotar hidrocarburos en la Región con la técnica de la fractura hidráulica que harán que en la práctica ninguna lo quiera hacer. Por otro lado esta ley también sirve para las empresas que en este momento están buscando gas en Castilla-La Mancha, en nuestro caso la empresa Oil & Gas Capital, de tal forma que en el momento que la ley se apruebe en las Cortes la empresa tendrá que dejar automáticamente de trabajar al día siguiente.

Adjuntamos el comunicado de prensa que a este respecto ha hecho la Plataforma contra la fractura hidráulica del Campo de Montiel y La Mancha, y el texto del anteproyecto de ley aprobado el pasado 29 de septiembre. (Pulsar enlaces)

0 Foto con el Consejero

Plataforma contra la fractura hidráulica del Campo de Montiel y La Mancha

Anuncios

Seismos y fracking

mapa_seismo
Debido al seísmo (terremoto) ocurrido el pasado 23/02/2015 con epicentro en el término municipal de Ossa de Montiel, de magnitud 5.2 y cuyos efectos más potentes se notaron, aparte de en este municipio, en las poblaciones vecinas a este municipio dentro de la provincia de Albacete. Y a la casualidad de que ha ocurrido en un territorio en el cual se está investigando actualmente la presencia de gas no convencional para cuya extracción e investigación se pretende utilizar la técnica de fracking o fractura hidráulica nos vemos en la obligación de realizar una exposición de los fenómenos sísmicos asociados a esta técnica, ya que aunque el terremoto actual es un fenómeno natural, con la técnica de fractura hidraúlica se pueden acentuar o potenciar los efectos provenientes de la sismicidad natural.

Comenzamos exponiendo en qué consiste la sismicidad o los fenómenos sísmicos definiendo la palabra terremoto como un movimiento vibratorio de la corteza terrestre originado en un punto interior (hipocentro) de donde parten las ondas vibratorias denominadas ondas sísmicas.

Antes de nada hay que decir que la corteza terrestre está formada por distintas placas que se deslizan sobre una superficie menos densa debajo de ellas.

Existen 7 placas principales en la corteza terrestre, pero las que tienen que ver con nosotros son la placa Euroasiática, que comprende Europa, Asia (menos Arabia, India e Indonesia) y la mitad orienta del Atlántico Norte; y la placa Africana, que comprende África, la mitad oriental del Atlántico Sur y la mitad occidental del Índico.

Los límites de placas corresponden con las zonas de máxima actividad sísmica y volcánica del planeta.

Los terremotos, en esencia, se pueden producir por 2 tipos de movimientos de la corteza terrestre:

  1. Zonas de subducción, en las cuales colisionan 2 placas.
  2. Grandes fallas transformantes a lo largo de las cuales dos placas se deslizan lateralmente una respecto de la otra. La fricción generada durante el deslizamiento puede provocar grandes terremotos.

En los lugares donde colisionan dos placas se produce plegamiento y metamorfismo de los materiales, acompañado de magmatismo y movimientos sísmicos.

En el caso de la Península Ibérica corresponde al choque de la placa Euroasiática con la Africana, apareciendo fenómenos sísmicos en lugares como el sur de la Península Ibérica, Italia o Marruecos.

Como resultado de la interacción de placas litosféricas, las fallas existentes generan movimientos bruscos que son los causantes de los terremotos.

Cuando se produce un terremoto, a partir de un hipocentro se generan las ondas sísmicas. Estas se propagan por los materiales y provocan una deformación elástica (eventual), volviendo después los materiales a su posición original.

Algunos terremotos se pueden deber a labores mineras que dan lugar a golpes de techo y hundimientos súbitos del terreno.

Los terremotos se clasifican en función de la localización del hipocentro en profundos (>300 km), intermedios (entre 70 y 300 km) y superficiales (<70 km).

La profundidad del foco tiene influencia en sus efectos. Los de foco superficial actúan sobre pequeñas áreas con efectos muy considerables, ya que no hay lugar a amortiguación de las ondas sísmicas. Los de foco más profundo afectan a zonas más extensas, pero sus efectos son más leves, ya que se produce una amortiguación debida a la mayor distancia recorrida por las ondas.

España es un país con actividad sísmica moderada, aunque existen zonas con un riesgo alto, que se localizan en el Pirineo y el Sureste peninsular, de donde no estamos muy lejos. Dando lugar a terremotos como el de Olot (1429) o el de Málaga, los cuales fueron muy catastróficos.

El terremoto ocurrido en Ossa de Montiel se intuye que ha ocurrido en una falla oculta o falla que no se ve en el terreno, y existe una teoría que puede deberse a una falla de 140 km de trazado lineal en superficie entre La Roda y Moral de Calatrava.

Esta correspondería a una falla inversa, generadora de relieves en el Campo de Montiel.

Mapa1. Localización de fallas y seísmos en el Campo de Montiel.

Mapa1. Localización de fallas y seísmos en el Campo de Montiel.

 

En este territorio existen a lo largo de la historia una veintena de seísmos localizables en un radio de alrededor de 10 km (Rincón, P).

La inyección de líquidos a presión que se realiza por la técnica de fractura hidráulica promueve los movimientos sísmicos.

La magnitud de los terremotos ocasionados por fracking no depende tanto de la presión del líquido inyectado como del tiempo que se ha estado realizando la actividad. La mayoría de los seísmos se producen cuando los pozos están obsoletos y hace tiempo que la empresa se ha ido.

Las zonas donde se realiza fracking son más propensas a tener terremotos que cualquier otra zona, como consecuencia de terremotos naturales lejanos o muy lejanos, tan lejanos como los producidos en Japón o Indonesia. Se producen terremotos muy lejos, y a los pocos días aparecen en zonas de fracking con menor intensidad.

Por medio del fracking se pueden generar seísmos con dos tipos de actividades en zonas tectónicamente activas (Doblás, M.), lo cual ya sabemos que ocurre en nuestro territorio:

  1. Las explosiones iniciales que se utilizan para fragmentar la roca a gran profundidad y así liberar el gas.
  2. La contínua inyección forzada de fluidos en la corteza.

Esto es la “sismicidad inducida”.

Otro problema es la “sismicidad anticipada” que puede producirse debido a la presión de los fluidos sobre la mecánica friccional de las fallas.

Si en el entorno de la explotación existiesen fallas activas sometidas a ciclos sísmicos (ciclos acumulativos de tensiones tectónicas que culminan en movimientos bruscos de la falla o terremotos, y que pueden tener periodos de recurrencia de miles de años), la sobrepresión de fluidos creada artificialmente en el subsuelo podría activar su movimiento, anticipando la ocurrencia de un terremoto, que, de otro modo, hubiera tardado siglos en producirse.

Detonada por la inyección de fluidos, una falla activa tiene, en principio, potencialidad para registrar un terremoto anticipado similar al mayor que en condiciones naturales sería capaz de producir, y que depende básicamente del tamaño de la misma.

Un ejemplo reciente en España es la sismicidad inducida y anticipada que se asocia al proyecto Castor.

Además hay que tener en cuenta que la presión de inyección del fluidos en operaciones de fracking (hasta 700 atmósferas) es muy superior a la presión de inyección de gas en el proyecto Castor (200 atmósferas), por lo que las posibilidades de modificar las tensiones naturales del subsuelo y detonar en movimiento de una falla serían mayores (Simón Gómez,J.L.).

Un estudio editado por la Asociación Americana para el Progreso de la Ciencia reclama que no se utilice fracking en zonas de riesgo. Y uno de los escenarios en los que se basa, además de los terremotos inducidos en otras partes del mundo, son los terremotos ocurridos en el centro de Oklahoma desde que se practica fracking entre 2008 y 2013, indicando que muchos movimientos se producen en zonas cercanas a pozos donde se han estado inyectando aguas residuales a presión.

El estudio indica que 4 de los pozos de fracking con inyección de aguas residuales en Oklahoma son capaces de desencadenar casi el 20% de los recientes terremotos centrales en Estados Unidos, en una zona que abarca cerca de 2000 km2.

Mientras que los técnicos hasta ahora consideraban que este fenómeno no podría extenderse más de 5 km de los pozos, se ha comprobado que el terremoto es inducido a más de 30 km de los pozos de fracking.

La zona de aumento de la presión relacionada con estos pozos se expande continuamente, lo que aumenta la probabilidad de encontrar una falla más grande y aumentar el riesgo de desencadenar un terremoto de mayor magnitud.

Hay que decir que se han producido terremotos asociados al fracking en Estados Unidos (Alabama, Arkansas, California, Colorado, Ilinois, Louisiana, Mississipi, Nebrasca, Nevada, Nuevo Mexico, Ohio, Oklahoma y Texas), Australia, Canadá, China, Dinamarca, El Salvador, Francia, Alemania, Islandia, Italia, Japón, Kuwait, Holanda, Noruega, Omán, Rusia, Suecia, Suiza, Turkmenistán, el Reino Unido y Uzbekistán.

Después de toda esta explicación acerca de los terremotos y su relación con el fracking solamente queda decir que el proyecto de investigación en la Comarca del Campo de Montiel y la Mancha en los municipios de Alhambra, El Ballestero, El Bonillo, Lezuza, Munera, Ossa de Montiel, Villarrobledo y Viveros para la investigación en busca de gas pizarra para su posterior explotación con la técnica de fractura hidráulica o fracking se debe de parar de inmediato ya que de lo contrario se estaría poniendo en peligro las vidas de la población que vive cercana a donde se pretende realizar la explotación e incluso de zonas más alejadas.

Plataforma del Campo de Montiel y La Mancha en contra de la fractura hidráulica.

fracking

 

Toda la información sobre el terremoto del pásado 23 en prensa

A continuación, parte de la información difundida en diferentes medios sobre el terremoto del pasado lunes 23 de Febrero, y las terribles consecuencias que podría ocasionar el avance del proyecto en nuestra tierra, declarada franja de nivel medio en actividad sísmica dentro de la Península.

Pulse sobre las imágenes para leer los artículos:Captura de pantalla 2015-02-26 a las 12.28.19

20 min
Captura de pantalla 2015-02-26 a las 12.38.23

 

Captura de pantalla 2015-02-26 a las 12.39.20

 

Captura de pantalla 2015-02-26 a las 12.40.36

Captura de pantalla 2015-02-26 a las 12.43.15
Captura de pantalla 2015-02-26 a las 12.47.12

Artículo publicado en el Boletín de Noticias de El Bonillo

Si quieres leer el artículo pulsa aqui

 

 

 

El movimiento ciudadano contra el fracking

Ya sabemos, en mayor o menor medida, en qué consiste la técnica de la fracturación hidráulica o “fracking” y los riesgos que se derivan de esta práctica (lo hemos visto en televisión, leído en prensa, oído en radio…), ahora toca hablar de la gran movilización ciudadana que se ha generado alrededor de esta polémica técnica para decir FRACKING NO! NI AQUÍ, NI EN NINGÚN SITIO.

En el caso de la Plataforma del Campo de Montiel y La Mancha,  hace ya más de un año que se constituyó, concretamente en septiembre de 2012,  y no fue la primera, pero tampoco será la última, ya que existe más de una veintena de plataformas distribuidas por toda España y el número se multiplica si hablamos de plataformas antifracking por todo el continente europeo y por todo el mundo.

En el siguiente mapa de la Península Ibérica, podemos observar la distribución de las plataformas anti fracking que se han ido creando. La primera de ellas fue la de Álava (Fracking ez Araba), creada en diciembre de 2011, pero no es la única: Fracking ez Kuartango, Asamblea Antifracking Cantabria, Teruel sin fractura, Plataforma Andalucía Libre de Fracking, No Oil Canarias, Cuenca del Segura libre de fracking, Plataforma Stop Fracking Extremadura…y un largo etc… el movimiento antifracking no para de crecer.

mapa

En Castilla la Mancha localizamos la Plataforma contra el Fracking de Guadalajara, la Plataforma  FAO contra el fracking (municipios de Fuentéalamo, Albatana y Ontur), la Plataforma Campos de Hellín, y la Plataforma del Campo de Montiel y La Mancha contra la fractura hidráulica.

Todas las plataformas antifracking,  no solo están formadas por los habitantes de los municipios que se verían afectados directamente, sino también por vecinos de las distintas poblaciones aledañas y no tan aledañas.

Concretamente, la Plataforma del Campo de Montiel y La Mancha contra la fractura hidráulica está formada por gente de todo Albacete, de Manzanares, Valdepeñas, Tomelloso… en Ciudad Real (no olvidemos que en el proyecto también está incluido Alhambra) habitantes de Las Pedroñeras, San Clemente, El Provencio… en Cuenca; de ahí que en el mapa también aparezcan coloreadas estas dos provincias.

No podemos obviar que el avance de nuestra plataforma logró reunir en Munera a más de 2.500 personas al grito de AGUA SÍ, FRACKING NO!, los medios de comunicación se están haciendo cada vez más eco de nuestra problemática y todo esto es posible gracias a todos vosotros, los ciudadanos, porque los ciudadanos somos los que queremos revalorizar nuestros recursos, el agua limpia, la tierra fértil y el aire puro, tan necesarios para ofrecer productos de agricultura y  ganadería de primera calidad, la caza o recolección de setas, entre otros muchos beneficios que nos ofrece nuestro campo. La belleza de nuestros paisajes, la calidad de nuestra tierra y nuestra cultura, son claros valores de identidad y desarrollo económico de nuestra zona.

Como comentaba un compañero de la plataforma en la última manifestación celebrada en Villarrobledo el pasado 19 de octubre,  con motivo del Día Mundial Contra el Fracking: “Estamos haciendo comarca, nos estamos uniendo, nos estamos organizando, vamos a  seguir luchando hasta el final, cueste lo que cueste, estamos dispuestos a dejarnos la piel hasta el final y no lo van a conseguir”, nos estamos dando cuenta que SI SE PUEDE y que todos juntos podremos parar esta barbarie, de hecho hay diputaciones y gobiernos regionales que han mostrado oficialmente su rechazo a esta técnica, como es el caso de:

  • Cantabria (Ley 1/2013, de 15 de abril, por la que se regula la prohibición en el territorio de la Comunidad Autónoma de Cantabria de la técnica de fractura hidráulica como técnica de investigación y extracción de gas no convencional),
  • Navarra (Proposición de Ley Foral por la que se regula la prohibición en el territorio de la Comunidad Foral de Navarra de la técnica de fractura hidráulica como técnica de investigación y extracción de gas no convencional, publicada en el Boletín Oficial del Parlamento de Navarra, el pasado 12 de septiembre) o
  • La Rioja (Ley  7/2013, de 21 de junio, por la que se regula la prohibición en el territorio de la Comunidad Autónoma de La Rioja de la técnica de la fractura hidráulica como técnica de investigación y extracción de gas no convencional) donde se han aprobado leyes prohibiendo el uso de esta técnica, y
  • El pleno de la Diputación de Valencia ha aprobado el pasado 21 de octubre por unanimidad una propuesta  para instar al Consell a declarar la Comunitat Valenciana “territorio libre de fracking”, además de demandar la paralización de todo permiso concedido y la no concesión de ninguno nuevo, instando al Gobierno central a regular su prohibición en todo el territorio estatal

Por desgracia ni nuestra diputación ni nuestro gobierno regional se ha posicionado en contra a pesar de que todos los ayuntamientos de los municipios afectados en nuestra comarca están en contra de esta atrocidad que nos quieren colar.

La contaminación y los riesgos asociados a esta técnica no entienden de fronteras administrativas, por lo que desde todas las Plataformas se considera vital que en Comunidades vecinas se prohíba igualmente, aunque estas Leyes (de Cantabria, Navarra, La Rioja)  carecerían de sentido si más adelante, amparándose en normativas de rango estatal, el Gobierno central invalidara la posibilidad de su ejecución y de hecho es lo que ha ocurrido el pasado mes de octubre, ya que el senado ha aprobado el proyecto de Ley que va a modificar tanto la ley de hidrocarburos como la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental. El nombre del proyecto de ley parece que esconde uno de sus propósitos “Proyecto de Ley para la garantía del suministro e incremento de la competencia en los sistemas eléctricos insulares y extrapeninsulares”, pero si se busca en las disposiciones finales, se encuentra que han aprovechado esta ley para introducir la fractura hidráulica dentro de unas leyes que no la contemplaban debido, a que es una técnica de uso reciente.

Es decir, que la lucha contra el fracking no ha terminado, es más, prácticamente acaba de empezar.

En algunos casos, las empresas han renunciado a sus permisos como es el caso de Trofagas quien en primavera de 2013, hizo público que renunciaba a los permisos Palencia 1, 2, 3, 4 y Burgos 1, 2, 3 y el pasado septiembre, las empresas HUNOSA y Gas Natural Fenosa renunciaron al permiso de fracking denominado “Morcin-1” en Asturias y Trofagas al permiso Burgos 4, que afectaba a las provincias de Burgos y Soria y a la comunidad autónoma de La Rioja.

Por desgracia, Oil and Gas Capital, S.L., empresa a la cual le fueron concedidos los permisos de investigación mediante la Resolución de 26/07/2012, de la Dirección General de Industria, Energía y Minas (publicado en el DOCM el 4 de septiembre de 2012) en El Campo de Montiel y La Mancha, es decir, aquí, no ha renunciado a este permiso y sigue adelante, porque estos proyectos son a medio-largo plazo y el programa de investigación al que se ha comprometido es el que se observa en la siguiente tabla:

 FASES DEL PROYECTO DE INVESTIGACIÓN

 1º-2º año

3er año

4º año

5º año

6º año

Geología superficial de campo

Primer mapa de puntos de interés

Elaboración de permisos

Perforación con sondeos de pequeño diámetro Vibrosísmica en no menos de 100 km Nuevos sondeos exploratorios Nuevos sondeos exploratorios y posibilidades de gas.

Como vemos, tenemos fracking para rato, ya que en este momento nos encontramos en el segundo año de la investigación, pero “estamos comprometidos con otras plataformas para seguir trabajando con el objetivo de aunar fuerzas, lanzar en su caso campañas conjuntas, compartir herramientas comunes y ayudarnos mutuamente para ser más eficaces tanto en la presión popular para detener estos planes como en la respuesta a pie de obra ante un posible inicio de fracturación en cualquier punto del estado” tal y como se planteó en Puertomingalvo (Teruel), donde el pasado mes de octubre tuvo lugar el V Encuentro Estatal Anti-Fracking.

No nos detendremos hasta parar esta sin razón…

FRACKING NO! NI AQUÍ, NI EN NIGÚN SITIO!

Plataforma del Campo de Montiel y La Mancha contra la Fractura Hidráulica

Grupo de Munera

(Artículo publicado en revista local de Munera en el mes de Noviembre)